La zorra y la Serpiente

Cierta vez, en un grande y denso bosque, se encontraba cerca de un camino abierto, una bella y grande Higuera que hacía de sombra cerca de una Serpiente que estaba durmiendo plácidamente estirada y sin preocupación alguna.

Tras un rato, apareció una Zorra curiosa y vanidosa, que al ver a la Serpiente dormida, empezó a admirarla y a envidiar su enorme y largo cuerpo que la hacía ver grandiosa, intimidarte e imponente.

La Zorra pensando que podría igualar aquel largo tamaño, se echó cerca de la Serpiente y preparándose, empezó a estirarse más y más, a cada momento estiraba sus patitas y su cola, todo lo que podía sin descansar, insistiendo continuamente por horas y horas. Tras haber pasado un largo rato de arduo esfuerzo y persistencia, el cuerpo de la vanidosa Zorra no pudo soportarlo más, y reventó.

esopo la zorra y la serpiente

Moraleja
No imites a los más grandes, si aún no tienes las condiciones para hacerlo.
Compártelo:

Facebook  Twitter  Google+
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)

Publicado a las