Fábulas de Navidad para Niños

Cuando hablamos de fábulas de navidad, nos viene a la mente muchas de aquellas fábulas infantiles que muchos crecimos y oímos en nuestra infancia. Muchos relatos son un clásico, tanto con más de cien años, como aquellas fábulas navideñas de los 80 que aún podemos ver en televisión.

Hoy, queremos recordar contigo y avivar el espíritu navideño con algunas de aquellas fábulas de navidad que no sólo nos parecerán lindos relatos, también aprenderemos el bonito mensaje de compartir, ser buenos, valorar a la familia, y los valores de la amistad.

Si hay alguna fábula de navidad que nos falta, recomiéndanos. También iremos añadiendo las que encontremos y recomendamos, no te las pierdas.


El Gigante egoísta
El Gigante egoísta

Hace mucho tiempo por las tardes, se reunían muchos niños a jugar en un precioso jardín de un Gigante que no vivía ahí por mucho tiempo. Todos los días jugaban muy felices hasta al anochecer y no había mejor lugar para jugar que aquel bonito jardín.

Un día, en una tarde regresó el dueño: el Gigante tras siete largos años fuera de su hogar en visita de su amigo el Ogro. El Gigante al ver a todos los niños jugando sin su permiso en su jardín, muy molesto e indignado dijo en voz alta... Seguir leyendo ►


Un cuento de Navidad
Un cuento de Navidad

Hace mucho en la antigua Inglaterra, vivía un hombre llamado Ebenezer Scrooge, obsesionado en su trabajo de hacer dinero,y sólo ese era su deseo: más y más trabajo para tener más dinero.

A él sólo le importaba seguir aumentando cada día más su inmensa fortuna, a la vez que siempre refunfuñaba y detestaba a aquellos que gastaban dinero en eventos o sucesos festivos que no merezcan la pena, en especial de la Navidad, la cual le parecía un motivo más para... Seguir leyendo ►



El Niño que lo quería todo
El Niño que lo quería todo

Hace mucho, había un niño llamado Jorge que siempre pedía por Navidad muchos juguetes por regalos. Un día, sus Padres sabiendo que iba a pedir más juguetes, pero que tenía ya demasiados y de la mayoría no los usaba para jugar, le dijeron a su Hijo:

"Querido hijo. Los Reyes Magos tienen camellos, no camiones. Ya tienes demasiados juguetes y no caben en tu habitación. Mira a otros niños, ellos tienen menos y son felices. No te enfades, pero deberías pedir menos."

El niño al oir eso, de inmediato se molestó y se fue... Seguir leyendo ►

    Facebook  Twitter  Google+  Imprimir 
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)