El Perro y la Campanilla

Cierta vez, un Perro tenía la mala costumbre de morder a las personas sólo por gusto. Su dueño preocupado al ver el mal comportamiento del Can y que llegara a hacer daño a más personas, decidió ponerle una campanilla.

El Perro por otro lado, al tener dicha campanilla, creyó que era un adorno o mérito, así que con gran orgullo, se fue a la plaza a presumir con sus demás amigos caninos.

Una Perrita de edad y sabia, vio muy presumido al Perro, y sin demora le dijo:

"¿De qué presumes tanto jovenzuelo?. Es obvio que llevas esa campanilla no por tus logros o virtudes, sino por tu mal comportamiento."


el perro y la campanilla fabula

Moraleja
Los halagos que se hacen a uno mismo,hace que a los fanfarrones se delate sus mayores defectos.

    Facebook  Twitter  Google+  Imprimir 
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)