El Elefante y la Rata

Cierta vez, un gran Elefante se paseaba por las granjas de los aldeanos haciendo serios daños a las cosechas. Los Hombres muy incómodos por la situación, decidieron poner un foso como trampa para inmovilizar al invasor.

Al día siguiente, el Elefante llegó y sin mucha demora, cayó en el foso hábilmente camuflado. Muy desesperado, este intentaba de todo para salir, pero era inútil. Desconsolado, se decía:

"Oh no. Este es el fin para mi."

Mientras él se lamentaba, una traviesa y escurridiza Rata que caminaba locamente por ahí, cayó también en la trampa y el Elefante le dijo:

"¿Que desgracia verdad?. Con seguridad moriremos ya que no hay cómo salir."

La descarada Rata lo miró y le dijo:

"Veras, yo puedo irme cuando quiero sin problema alguno."

Y sin mucha demora, corrió y corrió y llegó a la cima quedando libremente y riendo como loca. El Elefante sin embargo, al contemplarla aquel escape, se lamentó diciendo:

"Pues, nadie da importancia a los pequeños, pero en el fondo de un foso, la Rata superó a un Elefante."
el elefante y la rata fabula

Moraleja
Engañoso es el tamaño, para superar el daño.

    Facebook  Twitter  Google+  Imprimir 
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)