El cuento de la Lechera

Cierta vez, estaba una Lechera caminando alegremente de camino al mercado, y a la vez, llevaba un Cántaro con Leche.

En su camino, muy feliz iba imaginando las cosas hermosas que añoraba en comprar luego tras vender la fresca leche que llevaba. Una y otra vez se decía:

"Que dícha. Llevo una deliciosa y fresca leche de gran calidad. Estoy muy segura que me pagarán muy bien por ella.

Ahora que lo pienso, creo que compraré una canasta de huevos para incubarlos y tener muchos pollitos. Luego venderé los pollitos para comprarme un bonito Cerdito, y luego lo engordaré con mucho cuidado, y cuando este lo suficientemente grande, lo venderé por mucho dinero. Luego compraré una bonita Vaca con su Ternerito, y este jugará por el campo todos los días."

La Lechera en su sueño añorado, continuaba haciéndose muchos pensamientos bonitos sobre su futuro, pero de pronto, por desgracia se tropezó y su Cántaro fue a caer al piso rompiéndose y derramando toda la Leche.

La Lechera, muy triste solo podía ver cómo la tierra absorbía la Leche y se desvanecían sus ilusiones.

fabula la lechera y el cantaro

Moraleja
No anheles impaciente el bien futuro,
mira que ni el presente está seguro.

Compártelo:

Facebook  Twitter  Google+
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)

Publicado a las