El Milano y la Gaviota

Cierta vez, una Gaviota muy hambrienta, se tragó de un solo bocado a un pez muy grande que logro pescar, pero al ser demasiado enorme para su garganta, se asfixio y murió a la orilla de la playa.

Un Milano que pasaba por allí, vio a la Gaviota muerta, así que bajo y le dijo:

"Bien merecido te la tienes amiga Gaviota, porque sabiendo tu capacidad, abusaste más de lo que te estaba permitido."

El Milano y la Gaviota fabula
Fábula: El Milano y la Gaviota

Moraleja
Si sabes cuales son tus capacidades,
jamas intentes sobrepasarlas, si no te has preparado para ello.



Compártelo:

Facebook  Twitter  Google+
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)

Publicado a las