Un Cuento de Navidad (Fábulas de Navidad)

Hace mucho en la antigua Inglaterra, vivía un hombre llamado Ebenezer Scrooge, obsesionado en su trabajo de hacer dinero,y  sólo ese era su deseo: más y más trabajo para tener más dinero.

A él sólo le importaba seguir aumentando cada día más su inmensa fortuna, a la vez que siempre refunfuñaba y detestaba a aquellos que gastaban dinero en eventos o sucesos festivos que no merezcan la pena, en especial de la Navidad, la cual le parecía un motivo más para desperdiciar dinero o haraganear.

Un 24 de diciembre, quedaron trabajando Ebenezer hasta tarde con su humilde empleado: Bob Cratchit. Y pese a la tímida petición de irse temprano por Navidad, Scrooge le dijo que aún no, que quedaba mucho trabajo, pero al anochecer podría retirarse. Cuando dicha hora, Bob guardó todo su trabajo, y antes de retirarse, deseó una Feliz NavidadScrooge, sin embargo, a él no le importo tal detalle y siguió en lo suyo.

Scrooge se quedó hasta muy tarde trabajando, y ya casi las 10 de la noche, cerró su negocio, compró algo para cenar, y se fue a su casa sin saber, que aquella noche, tendría unas visitas inesperadas que cambiaría para siempre su manera de pensar.

Un Cuento de Navidad (Fábulas de Navidad)

Ya cenado sólo acompañado de una vela, decidió irse a descansar. Cuando ya estaba en cama, él pudo notar en su habitación una extraña niebla que parecía la figura de un ser humano. Cuando aquella niebla se acercó a él, este Espíritu se presentó y le dijo que era el Espíritu de la Navidad pasada, y que lo llevaría al pasado para que recuerde cuando aún él era un niño feliz que disfrutaba las fiestas. Scrooge incrédulo, creyó que estaba soñando al comienzo o que era una alucinación, y tras varios intentos de despertar, sólo le quedó aceptar y seguir aquella invitación.

Sorprendido, pudo ver con ayuda de aquel Espíritu, todo lo hermoso que era su infancia. Sus amigos, sus bonitos momentos, sus risas, toda su alegría en general. Tras revivir estos recuerdos, el Espíritu devolvió a Scrooge a su habitación antes de que le invada la tristeza y nostalgia. Luego, desapareció.

Un Cuento de Navidad (Fábulas de Navidad)

De pronto, un segundo Espíritu apareció que se hacía llamar: El Espíritu de las Navidades presentes, y que también insistió en llevarlo a otro lugar, y era nada más y nada menos, que el hogar de su humilde empleado. Ellos pudieron ver, que aquella familia celebraban una pequeña cena. Bob junto a su mujer y su pequeño hijo llamado Tim, que sufría de una terrible enfermedad que lo tenía aquejado.

Scrooge, estaba sorprendido porque a pesar de vivir tan pobremente con tan poca comida que cenar, ellos estaban felices y unidos. La familia conversaba amenamente a pesar de que el pequeño Tim estaba débil. Conmovido y reflexivo, iba a preguntar al segundo Espíritu que sería del pobre Niño, pero en ese instante, sólo estaba otro sombrío fantasma frente a él, y que se hacía llamar "el Espíritu de las Navidades Futuras".

Este espíritu, llevó a Scrooge a varios escenarios donde sólo pudo ver un solitario entierro donde al parecer era del pequeño Tim Cratchit que había perecido debido a su enfermedad y baja alimentación. Ahí, sus padres también lamentaban la perdida de su querido hijo.

Tras ser guiado por el Espíritu hacia otro lejano y sombrío rincón, Scrooge pudo ver un terrible suceso que les espera a los avaros: un nicho donde está siendo saqueado por pobres que decían que habían saqueado el hogar de un viejo y avaro millonario que murió absolutamente sólo sin familiares ni nadie que lo eche menos.

Un Cuento de Navidad (Fábulas de Navidad)

Scrooge, quedó horririzado por todos aquellos acontecimientos, y de inmediato, suplica al Espíritu que le brinde una oportunidad para cambiar todo lo malo que había sido para hacer lo correcto. Así, el avaro despierta en su cama y de inmediato, decide cambiar todo lo negativo que tuvo a un nuevo, generoso y amable Scrooge. Al igual, hizo cambios con su humilde trabajador que también compartió la navidad junto a su Familia.

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)