La Rana que decía ser médico y la Zorra

Cierta vez en un día tranquilo, una Liebre herida pedía tristemente ayuda en el bosque:

"Ayuda por favor, ayuda por piedad quien sea. Necesito de un médico. Un Cazador me ha hecho daño cazándome y me ha dejado coja de una pata. Si no me curo, seré presa fácil de los depredadores. ¡Ayuda por favor!."

Tras tantos pedidos de auxilio, los animales se acercaron a ella pero ninguno pudo ayudarla, ya que no tenían los conocimientos para curar a la Liebre moribunda, así que sólo pudieron seguir buscando a alguien que pueda ayudarla.

Las voces de ayuda continuaron yendo hacia lugares más profundos del bosque, hasta que de pronto, llegó voces de ayuda a un pantano donde vivía una Rana. Esta al tener noticia de lo sucedido, se dirigió lo más rápido que pudo hacia donde estaba la Liebre herida, y cuando llegó, dio grandes voces ante la multitud:

"¡Permiso, permiso, yo soy médico y se el remedio para todo tipo de los males. Permiso por favor, déjenme pasar."

Una Zorra que estaba en los alrededores, oyó cómo la Rana se hacía presente y curiosa por dicha actitud, le respondió:

"Oye Rana, ¿cómo te atreves a anunciar que puedes ayudar a otros, cuando tú has llegado aquí cojeando?, ¿eres incapaz de curarte a ti misma?"

fabula la rana que decía ser medico y la zorra

Moraleja
No trates de enseñar lo que con tu ejemplo no puedas demostrar.
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)