La Lámpara y el Estudiante

Hace mucho en una noche muy oscura, un Estudiante se preparaba para hacer sus tareas, y se dijo:

"Llenaré de aceite mi Lámpara y la encenderé para empezar mis trabajos."

Cuando lo hizo, su Lámpara brillaba con muy buena luz en la oscuridad, y luego dijo al chico:

"Observe cómo irradia mi luz amigo. Es mas resplandeciente que el mismísimo Sol."

Mientras la Lámpara seguía alardeando, vino una fuerte ráfaga de viento que apagó de inmediato su luz. El Estudiante que vio todo lo sucedido, volvió a encender la Lámpara y le dijo:

"Dejate de hablar tonterías y dedícate a alumbrarme como de costumbre. Y no olvides, que el fulgor de las estrellas, jamás se apagará."

fabula la lampara y el estudiante

Moraleja
Presumir y no valer,
es mascar sin comer.

Fábula similar: La Lámpara
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)