El Borracho y su Mujer

Una vez, un Borracho visitaba cada noche una y otra cantina dejando su salud, inteligencia y fortuna.

Un día de tantos al volver a casa, saturado en alcohol dejo como de costumbre su juicio en el fondo de las copas. Su mujer muy irritada y con la paciencia hasta el piso, decidió meter a su Borracho en un ataúd. Cuando este despertó, muy sorprendido por donde se encontró, se creyó muerto y se dijo:

"¿Pero que hago aquí? ¿Acaso morí y se quedó viuda mi mujer?"

Y a los pocos segundos, un ser fantasmal se acercó a este, pero en si, era su mujer vestida de negro.

"¡¿Qui-Quien eres tu?!" - Pregunto el asustado Borracho.

"Soy la despensera del infierno y esto a cargo de llevar comida a los condenados." - Respondió el falso espectro.

El Borracho quien se sentía en las profundidades del infierno respondió:

"Y dime, de todo eso que traes, ¿no tienes algo para beber?"

fabula el borracho y su mujer

Moraleja
El borracho empedernido
siempre será lo que ha sido.
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)