El Milano y la Culebra

Una vez, un Milano raptó a una Culebra, y se la llevó elevándose por los aires. La Culebra a verse presa de este, se volvió hacia el Milano y le mordió. El Milano, envenenado por la Culebra, dejo de volar y ambos cayeron desde lo alto a un precipicio, donde el milano murió. La Culebra ilesa, antes de irse dijo:

"¡Insensato! ¿Por qué has hecho un mal a quien no te lo hizo?. Como justicia, has sido castigado por haberme raptado sin razón."

Moraleja
Nunca busques hacer daño a tu prójimo,
no vaya a ser que sin que lo notes
sea más fuerte que tú,
y te haga pagar tus injusticias.

el milano y la culebra fabula

 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)