La Gallina de los Huevos de Oro



Una vez, un Granjero y su esposa tenían la dicha de tener una Gallina que ponía huevo de oro cada día. Sin embargo, su ambición y curiosidad fue tan grande, que creían que su gallina tenia en su interior una milagrosa maquina de hacer oro, y para asegurarse de que nunca les falte aquel oro a cada momento, decidieron sacrificar a su gallina para obtener dicha "maquina".

Al revisar las entrañas de la pobre Gallina, su sorpresa fue colosal, ya que no encontraron nada diferente de sus otras gallinas. Y así, este par de ingenuos que creyeron ser más ricos de una sola vez, perdieron su único y seguro ingreso que era por día.

Moraleja
Nunca destruyas por ninguna razón,
lo que buenamente haz adquirido, y te está proveyendo de bienestar.





Más fábulas

Más para Niños y Niñas