Fábula de la Gallina de los Huevos de Oro

Hace mucho, un Granjero y su esposa que eran tan pobres que ni siquiera tenían una vaquita que les de leche. Ellos eran los más pobres de la aldea donde vivían, pero se abastecían trabajando arduamente para que puedan comer al menos un pan pese a que en silencio se lamentaban de su mala fortuna.

Un día, se le apareció un Enano que les dijo:

"Se de su infornuio, y les ayudaré a cambiar su suerte. Tengan esta Gallinita y serán dichosos porque ella les pondrá un huevo de oro cada día."

Así como apareció, desapareció el Enanito.

Al día siguiente, la pareja de Esposos no lo podían creer. La Gallinita les dejó un huevo de Oro y con el pasar de los días, tenían otro y otro. Ellos vendieron los huevos y poco a poco, se volvieron los más ricos de su aldea.

Tiempo después, su ambición de querer más los fue cegando y fue tan grande, que ambos creían que en vez de tener sólo un huevo al día, dentro de la gallina había una milagrosa maquina de hacer oro o algo aún mejor para así asegurarse de por vida. Ya decididos, decidieron sacrificar a su gallina, y al llegar el día decisivo, la sacrificaron. Luego cuando revisaron sus entrañas, la sorpresa fue colosal para ambos, ya que no encontraron nada diferente a la de otras gallinas.

Terriblemente arrepentidos, por perder su único y seguro ingreso que era por día, se dijeron:

"Bien merecido nos lo tenemos. Eramos felices con nuestra Gallinita que nos daba un huevo de oro  todos los días. Ahora no tenemos nada por ser avarientos." - Dijeron frustrados y muy arrepentidos.


la gallina de los huevos de oro
Fábula: La Gallina de los Huevos de Oro

la gallina de los huevos de oro fabula

Moraleja
Nunca destruyas por ninguna razón,lo que buenamente haz adquirido, y te está proveyendo de bienestar.

    Facebook  Twitter  Google+  Imprimir 
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)