La Fábula sobre el Perdón

Hace mucho, iban Dos amigos caminando tranquilamente juntos, hasta que de pronto, tuvieron una fuerte discusión.

Uno de ellos dejándose llevar por la ira, ofendió al otro sin justificación y con terribles insultos. El otro amigo muy ofendido y sin nada que decir, se acercó a la arena y escribió lo siguiente:

"Hoy, mi mejor amigo me ha dicho muchos insultos logrando ofenderme terriblemente."

Tras esto, siguieron su camino juntos sin hablarse.

Más adelante, ellos llegaron a un oasis y el hombre ofendido en un descuido, cayó al oasis y estaba ahogándose. Su amigo sin demora se lanzó y lo salvó de inmediato. Cuando el amigo ofendido se recuperó del susto, tomó un estilete y una piedra escribió lo siguiente:

"Hoy, mi mejor amigo me salvó la vida."

Confundido el otro Hombre, preguntó:

"¿Por qué después de que te ofendí y escribiste en la arena  tu molestia, ahora escribes que te salvé en una piedra?"

fabula del perdon

El otro Hombre con gran sonrisa en el rostro respondió:

"Cuando un amigo nos ofende, debemos escribir en la arena lo que pasa para que el viento del olvido borre lo sucedido; pero cuando un amigo nos ayuda, debemos tallarlo en la piedra de la memoria del corazón, donde ningún viento ni nada, podrá borrarlo."

Moraleja
Perdona las ofensas de tus amigos, y agradece cuando te ofrecen su ayuda.

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)