El Niño que se Ahogaba

Cierta vez en un río un poco profundo y turbulento, estaba un Muchacho ahogándose y con grandes fuerzas de gritos, pedía auxilio.

En ese momento, pasó un Viajero. Cuando el Joven lo vio, le pidió ayuda su ayuda para que lo saque de su terrible problema. Sin embargo aquel Viajero solo se quedó de pie observándolo, se puso a regañar al Joven por ser muy imprudente y llegar a dicho estado.

El Joven haciendo un gran esfuerzo para mantenerse a flote, reunió nuevamente fuerzas, y pidió a gritos ayuda al Hombre diciéndole:

"¡Señor, por favor, deje de hablar, primero ayúdeme y luego me regaña todo lo que usted quiera!"

fabula niño que se ahogaba

Moraleja
Un buen consejo, debe ir acompañado de una ayuda.
No sirve de mucho aconsejar sin ayudar.
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)