El Águila y la Zorra

Una vez, una Águila y una Zorra disfrutaban de una muy buena amistad, y con el tiempo, decidieron vivir en lugares cercanos.
El Águila hizo su nido en una elevada montaña; por otro lado, la Zorra al pie de aquella montaña hizo su madriguera para sus Zorruelos.

Un día, mientras la Zorra estaba cazando lejos de su hogar, la Águila se dispuso a cazar y se llevó al mayor de hijos zorros de la Zorra. La Madre Zorra al regresar, se enteró de todo el mal que hizo su mala amiga. Grande fue su enojo que maldijo a la infiel Águila.

Un día, mientras unas personas sacrificaban una Cabra, la Águila avistó su presa y sin mucha demora, se arrojó ellos y obtuvo las vísceras de la Cabra que aún estaban al rojo vivo por el fuego.

Cuando llegó a su nido y al soltar su presa, de inmediato el fuego se extendió por toda la paja seca quemando todo lo que lo rodeaba incluso, sus polluelos que rodando por los riscos y cayeron hacia la Zorra. Ella, los tomó y se los comió junto a sus Zorruelos.


fabula corta el aguila y la zorra

Moraleja

Quien traiciona al amigo,
halla pronto su castigo.
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)