La Zorra y las Uvas

En una tarde soleada y calurosa, Una Zorra que estaba cazando durante todo el día, estaba muy sedienta. En su descanso se decía:

"Cómo me gustaría encontrar agua para saciar esta terrible sed."

De pronto, en una Viña vio un gran racimo de Uvas grandes y jugosas. Al acercarse y verlas, le pareció que estaban maduras y jugosas.

"¡Oh, pero que apetitosas Uvas se ven. Con su jugo dulce saciaré mi gran sed!."

La Zorra se puso de puntillas y se estiró lo más que pudo, pero las Uvas estaban muy alto. Sin abandonar su objetivo, tomó impuso para alcanzar las uvas. Pero nuevamente fue en vano porque no pudo.

fabula de la zorra y las uvas
La Zorra nuevamente brincó y brincó muchas veces pero no pudo alcanzar las Uvas. Al final, la Zorra estaba más cansada y sedienta como nunca. Tras esto ella se dijo:

"Qué tonta he sido. Las Uvas están verdes y no se pueden comer. Aún así, ¿para qué las querría?."


Moraleja
Nunca eches la culpa a los demás
de lo que no eres capaz de alcanzar.

(Fábula similar: La Zorra y las Uvas)
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)