El Buey, la Cigarra y la Hormiga

Hace mucho, una Hormiga muy singular, caminaba sobre el lomo de un gran Buey sin darle la menor importancia.

Una Cigarra que pasaba por ahí, se acercó a ambos y le dijo a la Hormiga:

"Dime Hormiga, ¿no te da miedo dejarte llevar por tan gigantesco animal?"

Al no ser respondida, con envidia la Cigarra se dirigió al Buey y le dijo con reproche:

"¡Pero que tonto eres!, ¿no te da vergüenza llevar a un insecto tan insignificante en tu lomo?"

El Buey se detuvo, y tranquilamente respondió:

"Amiga Cigarra. Creo yo que sería mejor que imites la manera laboriosa de ser de la Hormiga, en vez estar todo el día cantando."

Ni más bien terminó de hablar el Buey, un Pajarito pasó por ahí, vio a la Cigarra y sin gran demora, se la comió de un bocado.

La Hormiga tras esto dijo:

"¿Has visto eso?, la Cigarra tuvo más miedo de ti y no de los pequeños que son en muchas veces, más temibles que los grandes."

fabula corta el buey la cigarra y la hormiga

Moraleja
El que obra sin rencor,
anda sin temor.
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)