Los Caminantes

Hace mucho, dos amigos Caminantes estaban yendo hacia sus trabajos, hasta que de pronto, uno de ellos encontró un bolso con dinero. El otro amigo dijo:

"¡Que felicidad y que buena suerte tenemos amigo!, ¡que gran hallazgo!"

"¿Hemos?" - Respondió el hombre quien encontró el bolso - "Yo soy el que encontró y es mi buena suerte y felicidad."

El otro amigo quedó en silencio y comprendió que estaba fuera del hallazgo. Mientras seguían su camino, apareció un grupo de ladrones.

"Oh no... estamos perdidos..." - Dijo el dueño del hallazgo.

"¿Perdidos?, solo estás perdido, ya que nadie más que tu ha hecho el gran hallazgo." - Respondió el otro Amigo.

A todo esto, los ladrones rebuscaron a ambos hombres y al hallar al dueño del hallazgo, le quitaron todo el dinero sin antes, darle una buena paliza.

fabula los caminantes

Moraleja
Prueba la hiel,
quien comió la miel.


 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)