El Hombre, el Niño y el Burro

Hace mucho, un Hombre y su Hijo iban de camino al mercado acompañados por su Burro. Mientras seguían su rumbo, una persona se les acercó y les dijo:

"Amigos... No sean tontos... ¿para qué es un Burro sino para montarse?"

El Hombre tras pensarlo, puso al Niño sobre el Burro y continuaron su camino. Al poco rato, fueron visto por un grupo de gente y estos dijeron:

"Pero que Niño tan flojo. Él tan tranquilo sobre el Burro mientras su Padre camina."

Tras esto, el Padre bajó al Niño y se monto en el Burro. Un rato después al llegar a otro pueblo, la gente comentó:

"Debería avergonzarse ese Hombre. Estar montado tranquilamente en el Burro mientras su pobre Hijo camina."

El Hombre, cargó a su Hijo y montaron juntos en el Burro. Mucho más luego, otra gente que estaba en el camino dijo:

"Pero que vergüenza con ese Hombre y Niño... ¿No les da pena hacer cargar tanto peso al pobre Burro?"

Entonces, el Niño y el Hombre tomaron un palo y colgaron al Burro por las patas, y luego lo llevaron continuando su camino.

Al pasar por un puente, la gente de aquel lugar al verlos soltaron carcajadas. El Burro incomodo al estar de cabeza, trato de sacudirse y de la fuerza se cayó al agua. Como tenia sus pies amarrados, el Burro se ahogó.

fabula el hombre el niño y el burro

Moraleja
Trata de complacer a todos
y no complacerás a nadie.
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)