La Serpiente, la Comadreja y los Ratones

Desde hace mucho tiempo, la Serpiente y la Comadreja son irrefutables enemigas, y ambas tienen una sola cosa en común, su comida predilecta son los Ratones.

Un día, en el interior de una vieja casona donde habían muchos Ratones, se encontraron estas enemigas que llegaron ahí por el mismo propósito. Muy molestas ambas, se preparaban para luchar entre ellas para ver quien se quedaba con todos los Ratones.

Un Ratón que vio a las rivales, dijo a sus hermanos:

"¡Hermanos míos! ¡nuestros enemigos se van a destruir entre ellos! ¡Salgamos y sigamos tranquilamente con nuestras cosas!"

Los Ratones al ver a las enemigas en lo suyo, decidieron salir y continuar con sus quehaceres, sin embargo, la Serpiente y la Comadreja al verlos salir se dijeron:

"Estamos peleando tontamente y ellos felices. No desperdiciemos esta oportunidad y dejemos de pelear."

Dicho y hecho, las enemigas olvidaron su rivalidad y emprendieron en búsqueda de su festín.

Al poco rato, los ratones que dejaron sus huecos, pasaron a los estómagos de sus depredadores.


Moraleja
A la ocasión venida,
aprovéchala enseguida.

 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)