La Gallina y el Diamante



Una vez, una Gallina al hurgar con sus patas en un basural, encontró una piedra preciosa. Sorprendida de encontrarla en aquel inmundo lugar, dijo:

"Caray. ¿Cómo tú, la más codiciada de las riquezas, estás así de humillada en este basural?. Otra suerte habría sido la tuya si la mano de un joyero te hubiera encontrado en este sitio, sin duda indigno de ti. 

El joyero con su habilidad y su arte, hubiera dado mayor esplendor a tu brillo; en cambio yo, incapaz de hacerlo, no puedo remediar tu triste suerte. Te dejo donde estás, porque de nada me sirves."

Moraleja
La ciencia y la sabiduría nada valen para los necios e ignorantes.

Más fábulas