El Muchacho y la fortuna

A la orilla de un pozo,
sobre la fresca hierba,
un incauto muchacho
dormía a pierna suelta.

Le gritó la Fortuna:
"¡Insensato, despierta!
¿No ves que ahogarte puedes
a poco que te muevas?

Por ti y otros canallas
a veces me critican,
los unos de inconstante
y los otros de adversa."

¡REVESES DE FORTUNA
LLAMÁIS A LAS MISERIAS!
¿POR QUÉ, SI SON REVESES
DE LA CONDUCTA NECIA?

fabula el muchacho y la fortuna
Fábula: El Muchacho y la fortuna

 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)