El Criado Negro

Una vez, cierto tipo tomó por criado a un Hombre Negro y, como era la primera vez que veía un Hombre de color, creyó que aquel color oscuro se debía a su falta de limpieza. Entonces, al llegar a casa dijo a sus criados:

"Métanlo en una tina de agua, lávenlo, restriéguenlo cuanto puedan hasta que quede blanco como nosotros."

Los criados de inmediato se pusieron manos a la obra, y enjabonaron, frotaron una y mil veces al hombre negro, pero el nuevo criado seguía igual de negro como antes.

De tantos exagerados aseos, provocó al pobre infeliz una pulmonía fulminante, que lo llevó al otro mundo.

Moraleja
Sólo la ignorancia puede hacernos intentar semejantes disparates.


el criado negro fabula
Fábula: El Criado Negro

 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)