La Zorra y el Mono

Cierta vez, viajaban juntos una Zorra y un Mono discutiendo cada uno sobre su nobleza. Mientras cada cual detallaba ampliamente sus "títulos", llegaron a cierto lugar donde el Mono vio un cementerio, y de inmediato se puso a llorar.

La Zorra inquieta por el fuerte cambio de ánimos del Mono, preguntó que le sucedía. El Mono señalando unas tumbas le dijo:

"Lloro al ver las lápidas funerarias de aquellos grandes héroes. ¡Mis antepasados!"

La Zorra le contestó:

"Miente cuanto quieras amigo Mono, pues ninguno de ellos se levantará para contradecirte".

la zorra y el mono fabula esopo

Moraleja
Sé siempre honesto en tu vida. Nunca sabrás si el vecino que te escucha sabe la verdad, y corroborará o desmentirá tus palabras.


 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)