La Zorra, el Oso y el León



Una vez, un León y un Oso encontraron al mismo tiempo un cervatillo, pero al no querer compartirlo, se retaron en un combate a ver cual de los dos se quedaba con esta presa. Pasado un rato, una Zorra que pasó por allí, vio muy cansados al Oso y al León por la lucha, y notando el premio a un lado de ellos, sin pensarlo dos veces fue hacia el cervatillo, se apoderó de éste y corrió muy lejos de estos contrincantes.

Los cansados Oso y el León, sorprendidos por el acto de la Zorra y sin fuerzas para levantarse, se dijeron:

"Que tontos hemos sido, tanto esfuerzo y lucha en vano, para que todo sea para la zorra. Por empeñarnos en no querer compartir, lo perdimos todo."

Moraleja
Quien pelea y no comparte, pierde su parte.


Más fábulas