Los ladrones y el Gallo

Una vez, unos ladrones entraron en una casa a robar, pero sólo encontraron un Gallo. Sin dar vueltas al asunto, se apoderaron de él y se marcharon.

Cuando estos ladrones llegaron a su guarida, estos se preparaban para sacrificar al Gallo, pero este plumifero les dijo:

"Alto, soy muy útil despertando a los hombres por la noche para ir a sus trabajos. Déjenme ir." 

A lo que los ladrones dijieron:
 
"Con mayor razón te sacrificaremos, ya que despertando a los hombres, nos impides robar."

Moraleja
Nada hay que aterrorize más a los malvados,
que todo aquello que es útil para los honrados. 
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)