Los dos Escarabajos

Cierta vez, un Toro descansaba en una pequeña isla, y dos Escarabajos se alimentaban de su abono. Un día, llegó el invierno,y uno de estos escarabajos dijo al otro, que iba a cruzar el mar en busca de comida, y dejaría a su compañero con la cantidad suficiente de alimento, mientras se quedaba en la isla. Además le dijo, que si encontraba comida en abundancia, le traería para él también.

Cuando el Escarabajo llegó al continente, encontró muchos y frescos abonos. Se estableció allí y se alimentó en abundancia. Al pasar el invierno, volvió a la isla, y al encontrar a su amigo escarabajo que se quedo en ella, este le reprochó al verlo gordo y saludable, y le dijo por qué no le ha llevado nada de lo que le prometió. El otro escarabajo le dijo:

"Amigo, no me culpes a mí. Sino a la naturaleza del lugar, ya que se puede encontrar con qué vivir en ella, pero es imposible alzar vuelo con tan gran carga."

Moraleja
Siempre encontrarás supuestos amigos "muy buenos" que te adularán y prometerán,
pero a la hora de la verdad, no pasan de ahí, ya que se negarán a brindar ayuda. 
 
 
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)