El León y el Toro

Una vez, un León hambriento, tramaba como capturar un Toro muy grande, y para evitarse rudezas, decidió usar la "astucia", e ideo una cena falsa con el fin, de poder atacar al Toro cuando esté distraído en la cena. Entonces, el León, se acerco al Toro y le dijo:

"Mi buen amigo, lo invito a cenar, he preparado un exquisito Carnero asado, y me encantaría compartirlo con usted."

El Toro, halagado por su invitación, acepto, sin embargo, al llegar a la mesa, sólo encontró grandes fuentes y asadores, pero no al platillo principal, "el carnero". Sin pensarlo dos veces, se retiro sin decir ni una palabra. El León, al notar su retirada pregunto "por qué se va". A lo que este le respondió:

"No soy tonto, ya veo el motivo de esta invitación, pues estos preparativos no son para un carnero, sino, para un Toro."


Moraleja
Observa y analiza siempre con cuidado tu alrededor,
y así estarás mejor protegido de los peligros.

 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)