El Buey y la Rana



Cierto día, un Buey llegó a beber a una charca donde había un grupo de ranas. Una Rana, le pareció bien el poder hacerse tan enorme como el Buey con algo de esfuerzo; y con aquel pensamiento, se puso a hacer tantos esfuerzos para hinchar su delgado pellejo.

Creyendo haber conseguido bastante volumen, preguntó a sus hijos si había aumentado lo suficiente. Ellos, le dijeron que "no", y esta Rana, con sus deseos de alcanzar aquella grandiosa corpulencia, continuó hinchándose más y más.

Luego de haberse hecho mas ancha, preguntó de nuevo a sus hijos para saber el resultado de su esfuerzo. Estos, le dijeron:

"Es inútil Padre, pues nunca alcanzarás tal volumen colosal."

Entonces, la orgullosa Rana, volvió a hacer un nuevo pero más violento esfuerzo... hasta que reventó.

Moraleja
No pretendas ser, lo que no eres.



Más fábulas

Mi Ping en TotalPing.com
Ping your blog, website, or RSS feed for Free