La Hormiga y el Grano de Trigo

Cierta vez, un Grano de Trigo se quedó solo en el campo después de la cosecha. Una Hormiga que andaba en busca de comida, lo vio y de inmediato, lo hecho como pudo a su espalda para llevárselo hacia su lejano hormiguero.

La Hormiga caminaba y caminaba dando grandes esfuerzos llevando su pesada recompensa, pero con cada caminar sentía que se le hacía más pesada. De pronto escuchó una voz que era del Grano de Trigo:

"Hormiga, ¿Por qué no me dejas en paz?"

"Si te dejo en paz..." - Respondió la Hormiga - "No tendremos provisiones para el invierno en mi hogar. Tengo muchas hermanas hormigas, y cada una debemos llevar a la despensa el alimento que logre encontrar."

"Pero yo no estoy hecho para ser comido..." - Dijo nuevamente el Grano de Trigo - "Yo soy una semilla llena de vida, y mi destino es el convertirme en una planta. Escúchame por favor, hagamos un trato."

La Hormiga muy cansada, dejó al Grano en el suelo y preguntó:

"¿De qué trato hablas?"

"Si tu me dejas aquí, en mi campo para no llevarme a tu hogar..." - Dijo el Grano de Trigo - "Yo te prometo que dentro de un año, te daré cien granos de trigo iguales que yo."

La Hormiga, sólo miró al cielo con cara de duda.

"Sí querida hormiga..." - Dijo el Grano - "Puedes creer con confianza lo que te digo. Si renuncias a mí, yo te daré cien granos como yo para tu hogar."

La Hormiga pensó unos minutos, y dijo:

"Cien granos a cambio de uno solo... Está bien, pero, ¿cómo lo harás?"

"Es un misterio..." - Respondió el Grano - "Es el misterio de la vida. Pero si te diré, que por favor excaves un pequeño hoyo, me entierres ahí y vuelvas cuando pase un año."

Así, la Hormiga lo hizo.

Un año después cuando llegó la temporada de la cosecha, ella volvió con sus hermanas y vio feliz, que el Grano de Trigo había cumplido su promesa.

fabula la hormiga y el grano de trigo leonardo da vinci

Moraleja
Ser precavido para los tiempos difíciles no lo es todo. Debemos valorar el trabajo cada año y el emprendimiento para tener un progreso en nuestras vidas.

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)