La Oveja, el Perro y el Lobo

Cierta vez, un malvado Perro y un desleal Lobo enjuiciaron a una inofensiva Oveja.

El experimentado juez coimero, preguntó al Perro:

"Díganme, ¿qué problema traen ante este tribunal?"

El Perro respondió:

"Señor Juez, hace tiempo presté a esta Oveja un pan, y se niega a devolvérmelo. El señor Lobo no me dejará mentir."

"¿Es cierto lo que dice el señor Perro, señor Lobo?" - Preguntó el Juez.

"Sí su señoría..." - Respondió el Lobo - "Pero no sólo fue un pan, sino diez panes."

Ante el testimonio del falso, y tras la persistencia de la Oveja acusada de no recibir nada del Perro, tuvo que pagar lo que no debía.

Muchos días después, la Oveja encontró a los malvados Perro y Lobo dentro de una trampa. Al verlos, la Oveja dijo:

"¡Oh, dioses! ¡Que merecido premio para la malvada calumnia!"

fabula la oveja el perro y el lobo

Moraleja
Tarde o temprano,siempre llega el castigo.
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)