El León y el Delfín

Cierta vez por las costas de un país africano, se paseaba orgulloso un León. Tras unos minutos, apareció de las aguas un Delfín a quien el León le propuso:

"Siendo tú el Rey de la Mar, y yo el Soberano de la Tierra, hagamos una alianza para ayudarnos mutuamente."

El Delfín aceptó la propuesta sin problemas.

Días después, el León que tenía viejo lío con un bravo Toro salvaje, llamó al delfín:

"¡Acude en mi ayuda amigo!"

El Delfín por más que se esforzaba, no pudo salir del agua, por lo cual el León lo trató de traidor.

El Delfín muy indignado ante dicha acusación injusta, contestó:

"No soy ningún traidor. La Naturaleza es la culpable de haberme creado acuático, por eso me es imposible salir hacia la tierra."

fabula el leon y el delfin

Moraleja
A emprender lo imposible
no hay quien nos obligue.
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)