El Asno y la Lira

Cierta vez en un caluroso día de primavera, un Asno bajó hacia su prado favorito para disfrutar de la tierna hierba. Cuando ya estaba satisfecho, se dio cuenta de que cerca de su árbol preferido, había un extraño objeto que jamás había visto.

El Asno se acercó con cautela, pero de pronto se dio cuenta que aquello que le estaba provocado miedo, era en realidad la Lira que utilizaba el Pastor para entretenerse mientras las Ovejas permanecían tranquilas en el prado.

Tras perder su miedo, se acercó a la Lira y empezó a rasgar las cuerdas tal como lo hacía el Pastor. De pronto, surgió un sonido melodioso de aquel instrumento que el Asno no pudo evitar decir:

"Que instrumento tan maravilloso. Es una pena que alguien como yo, no esté capacitado para poder hacer con ella las mismas melodías que el pastor hace y deleita. Mejor me alejaré de ella, no vaya a ser que con mi fuerza, la haga pedazos sin darme cuenta."

el asno y la lira fabula

Moraleja
Nunca te des por vencido,por muchas que sean las dificultades.
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)