Los dos Machos

Dos Potros machos, caminaban:
el primero cargado de dinero
con su penacho envanecido,
iba marchando erguido
al son de redondos cascabeles.

El segundo desnudo de fachas,
con pobre utilidad solamente
alargando el pescuezo eternamente.
Seguro de ir en cola en jornada,
cagaba sacos de cebada.

De pronto, salen unos ladrones y al instante,
cogieron de la rienda al arrogante.
Este se defiende, ellos lo maltratan,
luego el dinero le arrebatan,
y huyen tenazmente.

Dice entonces el segundo:
"Si a estos riesgos
exponen en el mundo las riquezas,
no quiero a fe de macho,
dinero, cascabeles ni penacho."

Los dos machos caballos

Moraleja
Riqueza ganada
y bien guardada,
paz asegurada.
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)