Las Ocas y las Grullas

Cierta vez, unas Ocas y unas Grullas pastaban en el mismo prado disfrutando de los bienes de aquel lugar hermoso con deliciosos frutos y un hogar acogedor para ellas y sus polluelos.

Con el pasar del tiempo, fueron llegando cazadores que al ver la riqueza en aves de aquel lugar, se preparaban para cazar todas las que podía.

Cuando llegó el momento de la caza, los Cazadores cayeron de sorpresa y empezaron su ardua tarea. Las Grullas por ser ligeras, de inmediato emprendieron vuelo y lograron ponerse a salvo sin problema alguno. Por otro lado las Ocas, que son pesadas y grandes, no pudieron escapar a tiempo y fueron la cena de los cazadores.


fabula las ocas y las grullas

Moraleja
Cuando hay un drástico cambio negativo en un lugar,
aquellos que van ligeros migran de una ciudad a otra y se salvan,
pero los que tienen exceso de bienes,
se quedan ahí y perecen.
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)