El Pastor y su Ganado

Cierta vez, un Pastor a quien el Lobo había devorado sus mejores Ovejas, se acercó a los Corderos y les dio un discurso:

"Ustedes son presa fácil para el Lobo porque son débiles y desunidos. Si todos se mantuvieran unidos contra el peligro, estoy seguro de que el Lobo huiría de su fuerza."

Uno de los más ancianas Ovejas se acercó al Jefe con muchos ánimos, y dijo para todos:

"¡Basta ya!, ¡Ya no huiremos del Lobo!. ¡Lucharemos juntas hasta vencerlo!"

Tras toda el discurso, las Ovejas se regocijaron y muy decididas, se propusieron a enfrentar al malvado Lobo. Al llegar la noche, la imagen de un Perro les pareció la del feroz Lobo, y sin pensarlo dos veces, todas las Ovejas emprendieron huida de la manera mas desordenada y alborotada.

"Así son los cobardes. Prometen no rendirse y luego se contradicen. Tan pronto sienten un pequeño ruido, huyen como ustedes." - Dijo el Pastor.

fabula el pastor y su ganado

Moraleja
El cobarde hasta de su sombra tiembla.



 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)