La Mona y los Monitos

Hace mucho, una Mona tenia dos hijos. A uno de ellos lo cuidaba mucho por ser su favorito, y al otro que no lo era, lo dejaba a su suerte.

Un día, un Perro pasó cerca de ellos y de inmediato persiguió a la Madre con intenciones de atraparla. Esta dijo a su hijo favorito:

"¡No te preocupes mi bebé, yo te salvaré!"

Y echó a correr llevándolo en sus brazos. Por otro lado, el otro Monito que estaba muy aterrado, sólo se aferró fuertemente a la cola de su Madre. En la huida y la confusión, la Mona chocó contra un árbol golpeando la cabeza del hijo favorito. El resultado fue la muerte instantánea de este.

Cuando por fin perdieron al Perro, la Mona lloraba desconsoladamente por la perdida de su hijo favorito, mientra tanto, el hijo olvidado, jugaba sano y salvo balanceándose por las ramas de los árboles.

fabula la mona y los monitos

Moraleja
No siempre el predilecto,
conserva vida y afecto.
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)