El Asno Salvaje y el Asno Doméstico

Cierta vez, un Asno salvaje buscaba alimento por las lomas, hasta que divisó a otro Asno doméstico que comía alegremente fuera de un establo. El Asno salvaje, curioso se acercó y le dijo:

"Amigo Asno, se le ve muy saludable y contento. Veo que tiene abundante comida y disfrutas de una vida fácil."

El Asno doméstico le respondió:

"Así es mi amigo. De estar bien alimentado no me quejo, pero me cuesta mucho ganarme el pan."

Al terminar de hablar, apareció el Amo del Asno doméstico, y dándole latigazos, lo llevó dentro del establo. Poco después, apareció el Asno doméstico cargando unos pesados costales en su lomo y detrás suyo un Arriero. El Asno salvaje al verlo se dijo:

"Si ese es el precio de su "buena vida", no tengo por qué envidiar su suerte. Prefiero ser libre y no esclavo por un poco de alfalfa."

fabula asno salvaje y asno domestico

Moraleja
Es mejor amar la libertad con sencillez, que esclavitud con riqueza.


 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)