La Zorra y el Labrador

Cierta vez, un Hombre, odiaba mucho a una Zorra, porque esta le ocasionaba algunos daños ocasionalmente en el campo de este. Luego de intentar en muchas ocasiones capturarla, por fin pudo hacerlo; y buscando darle un castigo ejemplar, le ató a su cola una mecha empapada en aceite, y le prendió fuego.

Al huir esta despavorida por el fuego, un Dios observó lo sucedido, así que condujo a la Zorra por los campos que cultivaba el Labrador. Para colmo, era la época en que las legumbres, estaban listas para ser recolectadas.

El Labrador, observando a la Zorra, lloró de impotencia al ver cómo ésta pasaba por sus campos quemando todos sus hortalizas y legumbres.

la zorra y el labrador

Moraleja
Procura ser comprensivo e indulgente,
pues siempre sucede que el mal que generamos,
tarde o temprano se regresa en contra nuestra.



 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)