Los Tres amigos

Un Hombre, tenía tres amigos: su dinero, su mujer y las buenas acciones. Estando a punto de morir, los mandó llamar para despedirse de ellos:

Al Dinero, que primero se presentó, le dijo:

"¡Adiós! Me muero."

El Dinero le contestó:

"Adiós. Cuando hayas muerto, haré que alumbre un cirio por el descanso de tu alma."

Cuando llegó su Mujer, se despidió. Ella le prometió acompañarlo hasta la tumba.

Por último, se acercaron sus Buenas acciones. El Hombre les dijo:

"Me muero. Adiós."

Las buenas acciones le respondieron:

"No nos digas adiós. Nosotras no nos apartaremos de tu lado. Si vives, viviremos; si mueres, te acompañaremos en la otra vida."

Una vez muerto el Hombre, su Dinero le dio un cirio. Su Mujer lo siguió hasta la tumba. Y sus Buenas acciones, lo acompañaron aun después de muerto.

los tres amigos fabula

Moraleja
El bien se siembra en el suelo,
y se cosecha en el cielo.
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)