La Zorra y el Lobo

Una vez, una Zorra tuvo la mala suerte de caer dentro de un pozo, y viendo que se ahogaba, se puso a pedir auxilio con todas sus fuerzas. Para su "buena suerte", un Lobo que casualmente pasaba por allí, oyó los gritos de auxilio, y se apresuró a ver que pasaba. La Zorra al verlo gritó:

"¡Señor Lobo! ¡Ayúdeme, deme la mano y ayúdeme a salir de aquí! ¡Si no, me ahogaré!"

El Lobo respondió:

"Oh, ¡Pobrecilla! ¡Que pena verla en tal aprieto! ¿hace cuánto tiempo que está allí abajo? ¿Cómo se ha caído? ¡Oiga! El agua debe estar muy fría ahí ¿verdad? ¿Es muy hondo el pozo?"

La Zorra respondió:

"¡Socorro, socorro, señor Lobo! ¡Éste no es el momento para charlar!. ¡Ayúdeme a salir de aquí que luego le contaré todo!. ¡Por favor, no pierda el tiempo que me ahogo!"

Moraleja
No debemos perder el tiempo hablando, cuando hay algo urgente por hacer.

fabula la zorra y el lobo
Fábula: La Zorra y el Lobo

 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)