El Tigre y el Cazador

Un día, unas fieras eran perseguidas por un hábil Cazador. Estas huían llenas de terror pensando en la muerte segura que este les iba a dar. Sin embargo un Tigre, queriendo despertar su valor, dijo a sus compañeros de infortunio, que traten de defenderse, y que él personalmente también estaba decidido a hacerlo.

Esa valentía y decisión, de poco o nada le sirvió al Tigre, ya que el tenaz Cazador, lo alcanzó hiriéndolo de muerte.

La Zorra, viendo al tigre echado, preguntó cómo lo habían herido tan lamentablemente. El Tigre contestó:

"No sé quién me ha herido, pero reconozco que mi herida ha sido hecha por uno que puede más que yo."

Moraleja
Los fuertes, muchas veces se baten con temeridad, pero muy a menudo, también pueden más que ellos el arte y el ingenio.


fabula el tigre y el cazador
Fábula: El Tire y el Cazador

 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)