Zeus y la Serpiente

Una vez, se anunciaban las bodas de Zeus, y todos los animales lo honraron con presentes. La Serpiente arrastrándose, subió hacia Zeus con una rosa en la boca; sin embargo, Zeus al verla dijo:

"De todos acepto sus presentes, pero no quiero ese de tu boca."

Moraleja
No debemos confiarnos de las aparentes bondades de los malvados.

Fábula: Zeus y la Serpiente 

 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)