La Zorra y el viejo León

Una vez, un viejo León incapaz de obtener por su propia fuerza su comida, decidió usar la astucia para conseguirla, así que entró en una cueva y echándose en el suelo, simuló estar muy enfermo. Cuando algunos animales pasaban por su cueva e iban a verlo, estos fueron atrapados y devorados de inmediato por este viejo pero astuto León.

Pasado el tiempo, muchos animales sucumbieron, pero gracias a la astucia de la Zorra, descubrió la treta del León, así que se presentó en su cueva, y a una prudente distancia le preguntó al León sobre su "salud". Este le dijo:

"Gracias por preguntar amiga Zorra, pero sigo mal, ¿por qué no mejor entra para conversar más cómodamente?"

La Zorra respondió:

"Lo haría de buena gana señor León, si no conociera el triste fin de aquellos pobres animales que entraron a su cueva y no volvieron a salir."


Moraleja
El prudente advierte el peligro,
y lo elude con inteligencia.


 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)