Los dos Amigos y el Oso



Cierta vez, dos Amigos iban por el mismo camino hasta que de repente, se les apareció un Oso. Uno de ellos, se subió rápidamente a un árbol ocultándose en él; mientras que el otro, a punto de ser atrapado, se tiró al suelo, y fingió estar muerto.

El Oso, se acercó y olio por todas partes al hombre con su hocico, mientras que este contenía su respiración, ya por que lo que se dice, los Osos no tocan a los muertos. Cuando el Oso se alejó, el Hombre que estaba escondido en el árbol bajó, se acerco a su compañero y le pregunto qué le había dicho el Oso. Este le dijo:

"El Oso me dijo, que no viaje con aquellos que abandonan a sus amigos ante el peligro."

Moraleja
La verdadera amistad se comprueba en los momentos de peligro.


Más fábulas

Mi Ping en TotalPing.com
Ping your blog, website, or RSS feed for Free