Las Ranas, y el pantano seco

Cierta vez, unas Ranas vivían en un bello pantano, pero llegó el verano y el agua de su pantano se secó. Obligadas a buscar otro refugio con agua, encontraron en su camino un pozo profundo con mucha agua. Una de las Ranas al verlo dijo:

"Oye amiga, ¿que te parece si bajemos las dos a este pozo?."

La otra Rana respondió:
"Pero, si a este pozo también se le seca el agua, ¿cómo crees que subiremos?"

Moraleja
Al tratar de emprender una acción,
analiza primero las consecuencias de ella.

Fábula: Las Ranas, y el pantano seco
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)