El Ratón y la Rana

Cierta vez, un Ratón de tierra se hizo amigo de una Rana. La Rana ató la pata del Ratón a la suya y emprendieron marcha por tierra para comer trigo, luego se acercaron a la orilla del pantano, donde la Rana sin pensar en su amigo, dio un gran salto arrastrando hasta el fondo al Ratón, a la vez que esta jugaba en el agua lanzando gritos de alegría, sin embargo, para el pobre Ratón no lo fue, y no soportó dicho trato por la cual, se ahogó quedando a flote en el agua aun atado a la pata de la Rana.

Un Milano que pasaba por ahí, vio al Ratón flotando, y de inmediato, lo atrapó con sus garras llevándose de paso, a la Rana que también sirvió de cena al Milano.

el raton y la rana fabula

Moraleja
Toda acción que se hace con intensiones de maldad, siempre termina en contra del mismo que la comete.
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)