El Perro y el Carnicero

Un día, un Perro entró en una carnicería, y al notar que el Carnicero estaba muy distraído ocupado con sus clientes, cogió un buen trozo de carne, y salió corriendo. El Carnicero se volvió, y al ver huir al Perro sin poder hacer ya nada, dijo:

"Oye amigo, Si te encuentro, no te quitare la vista de encima."

Moraleja
No esperes a que suceda un accidente para pensar en cómo evitarlo.

Fábula: El Perro y el Carnicero

 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)