El Pastor y el joven Lobo

Una vez, un Pastor encontró a un joven Lobo que decidió adoptarlo y llevárselo a su casa, donde de inmediato, le enseñó a robar ovejas de los rebaños vecinos.

Pasado el tiempo, el Lobo ahora ya adulto, quiso demostrar ser un excelente alumno a su Mentor, así que le dijo al Pastor:

"Amigo Pastor, ya que me ha enseñado muy bien a robar,  le sugiero poner muy buena atención a su vigilancia, de lo contrario, perderá también parte de su rebaño."

Moraleja
Quien enseña a hacer el mal, tiene que cuidarse de sus propios discípulos.

Fábula: El Pastor y el joven Lobo

 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)