El Nogal

Cierta vez, un Nogal creció al pie de un camino, y los caminantes que pasaban cerca de él, le lanzaban pedradas para tomar sus frutos. El Nogal, triste y suspirando se dijo:

"Infeliz de mí que todos los años me atraigo injurias y dolores."

Moraleja
Nunca seas rudo con quien generosamente te ayuda. 

Fábula: El Nogal
 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)